Berries mexicanas, consentidas en el mundo

Las berries, también llamadas “frutos del bosque” o “frutillas”, son muy llamativas por su rico sabor y color, su consumo se ha expandido en los últimos años, pues se les considera importante fuente de bienestar y juventud.

La frambuesa, arándano, cereza, grosella, mora y fresa forman parte del grupo denominado berries, estos frutos aportan una importante cantidad de fibra, son bajos en calorías y tienen cero colesterol, lo que las hace excelente fuente de energía para el cuerpo, además son ricos en antioxidantes, minerales y vitaminas.

Aunque existen varios tipos de frutillas, la producción en México se centra principalmente en cuatro especies: arándano azul, fresa, frambuesa y zarzamora, la cuales en conjunto rebasan el millón 100 mil toneladas anuales. De los cuales Jalisco aporta arándano y frambuesa con una producción de 40 mil y 130 mil toneladas, respectivamente, y Michoacán se lleva las palmas con fresa y zarzamora, con producciones de 653 mil y 287 mil toneladas, respectivamente.

Sin embargo, el éxito y popularidad de estos frutos no siempre fue así en nuestro país, ya que en 2008 ni siquiera se producían aquí, pero la gran demanda que se generó, tanto en los mercados nacionales como en los internacionales, llevó a los productores a tomar la oportunidad para producirlas y comercializarlas.

Tal ha sido el crecimiento de esta actividad, que actualmente genera 350 mil empleos y tan sólo en 2018, se exportaron 364 mil toneladas a 35 países, colocando a México como cuarto productor y tercer exportador de estos frutos.

SADER

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *