El Capulín, cerezo nacional

El capulín (del náhuatl capolcuahuitl) es un árbol originario de Canadá cuyo cultivo se extiende hasta Guatemala.

El fruto es carnoso, pequeño, negro rojizo en la madurez, de sabor agridulce y astringente, con una sola semilla envuelta en cubierta dura. Esta especie es de la misma familia de la cereza, tiene gran presencia en nuestra cocina y goza de excelentes beneficios para la salud.

El capulín, tiene mucha historia, usos y propiedades, por ejemplo, en Morelos, Hidalgo y en el Estado de México se usa en arreglos y amuletos para protegerse del mal, pero también para tratar la tos, y también sirve para aliviar la diarrea y el dolor abdominal, para lo cual se cuece la raíz y hojas, infusión que se endulza con miel de abeja.

Los capulines generalmente se consumen crudos o cocidos, pudiéndose conservar en mermelada. En tamales se usa como relleno; mezclado (sin hueso) con leche, vainilla y canela se prepara como postre. El capulín puede también ser fermentado para convertirse en bebida alcohólica.

El capulín es uno de los frutos con mayor contenido de vitaminas A, B y C, también es rico en minerales. Contiene importantes porciones de ácido cítrico; málico y cianhídrico, podemos asegurar que contiene casi todos los elementos que necesita el organismo humano, excepto grasas, es un alimento de fácil digestión y casi total asimilación, ¡consúmelo!

Actualmente México produce más de 227 toneladas de capulín, siendo los estados de México, Puebla y Veracruz los que encabezan la lista y en conjunto aportan el 87 por ciento de la producción es decir 199.84 toneladas del total nacional.

1 comentario en “El Capulín, cerezo nacional”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola. ¿En que podemos ayudarte?