Huerto de traspatio, sustentable y saludable

La agricultura de traspatio o mejor conocida como huerto familiar o urbano, se practica a escala doméstica para el cultivo de flores, hierbas aromáticas, hortalizas y frutales y de ella obtenemos productos alimenticios de calidad.

El huerto urbano nos ofrece la oportunidad de diversificar los hábitos alimentarios, en ellos, frecuentemente se aplican técnicas orgánicas, evitando el uso de herbicidas, insecticidas, para recrear un ecosistema que se sostiene con la diversidad de los cultivos y la rotación de los mismos.

Por otra parte, la agricultura urbana brinda un marco de convivencia con la familia, vecinos, o grupos afines donde se aprende a observar y facilitar los procesos naturales (siembra, cuidados, floración-reproducción, cosecha, conservación, elaboración de alimentos, resiembra), la cual además de tener propósitos productivos, tiene un contenido educativo y reconstructivo, ayuda a fortalecer la integración y el trabajo en equipo.

Asimismo, el establecimiento de un huerto urbano nos ayuda a reducir los gastos alimentarios mediante el autoconsumo; une a las familias, embellece áreas y promueve la alimentación sana, así como el cuidado del medio ambiente al reutilizar los desechos orgánicos que se generan diariamente para preparar uno de los elementos que abonan los cultivos: la composta.

Algunos de los cultivos que mejor se adaptan al huerto en casa, son: rábano, cebolla, apio, lechuga, zanahoria, tomate, berenjena, pimiento, pepino, espinaca, haba, fresa y ajo,

En cuanto a hierbas aromáticas tenemos orégano, albahaca, hierbabuena, tomatillo, mostaza, chaya y cilantro, y también podemos sembrar algunas medicinales como ruda, valeriana, jengibre, zacate de limón, entre otras.

Más allá del ahorro, la calidad y sanidad de los productos, de tenerlos disponibles y de la convivencia familiar que representa tener un huerto en casa, te presentamos cinco razones más para instalarlo:

  • Los niños se animarán a comer más verduras, pues si los peques tienen la oportunidad de participar en el cultivo y cosecha de sus propios alimentos se verán más motivados a consumirlos.
  • Es una terapia anti-estrés para adultos, cuidar el huerto es una actividad en la que se viven momentos tranquilos y silenciosos que nos conectan con la naturaleza.
  • Es una inversión, ya que a largo plazo no tendrás que comparar, por ejemplo, las hierbas de olor y algunos vegetales. Así, lo que siembras hoy te alimentará mañana.
  • El establecimiento del huerto urbano contribuye, tanto a la práctica sustentable de producción de alimentos como a aumentar las zonas verdes de nuestra ciudad.
  • El huerto familiar o urbano es también un buen formador de hábitos alimenticios y una herramienta educacional, pues los chicos aprenderán mucho de agricultura.

A la hora de tratar las plagas, enfermedades y nutrir el suelo, la mejor opción son los productos naturales. Los fertilizantes líquidos que produce Agrichem de México no poseen materiales tóxicos y pueden ahorrar mucho trabajo y traer resultados rápidos y eficientes.

SAGARPA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola. ¿En que podemos ayudarte?