Las berries ya son el tercer producto agrícola de México más exportado

  • Las agroexportaciones nacionales son encabezadas por la cerveza, le sigue el aguacate, y ahora las frutillas.
  • El mercado nacional de berries está valuado actualmente en 400 millones de dólares.

Las berries son el tercer producto agrícola mexicano más exportado, informó la semana pasada el director de la Asociación Nacional de Exportadores de las frutillas, (ANEBERRIES), Juan José Flores García.

“Las agroexportaciones nacionales son encabezadas por la cerveza, le sigue el aguacate, y luego las berries; en un cuarto sitio se ubica el tequila”, informó Flores García.

Las frutillas que produce México y son consideradas en el mercado mundial como berries son: fresa, zarzamora, arándano y frambuesas.

El directivo de ANEBERRIES informó que la producción de estos frutos creció un 16 por ciento con relación al periodo inmediato anterior, y el mercado nacional de berries está valuado actualmente en 400 millones de dólares.

Estas se exportan a 35 países, aunque su principal destino es el mercado de América del Norte, es decir, Estados Unidos y Canadá, con el 97.6 por ciento. Europa compra el 1.75 por ciento de la producción, y el Medio Oriente y Asia el 0.56 por ciento.

El estado de Jalisco lidera las exportaciones de berries mexicanas al extranjero, al vender el 60 por ciento del total de estos productos que se colocan en el extranjero, y estas exportaciones ascienden a dos mil 241 millones de dólares.

México produce 800 mil toneladas de berries en 21 estados del país, en una superficie global de 44 mil hectáreas, pero el 96.8 por ciento de las frutillas se cultivan en Michoacán, Baja California y Guanajuato, además de Jalisco.

Esta última entidad aporta el 24 por ciento de la producción total, ocupando el segundo lugar como productor de berries.

La industria mexicana de las berries mexicanas genera 350 mil empleos directos, y tan solo en Jalisco se emplean a 64 mil personas, expuso el presidente de ANEBERRIES, Aldo Mares.

“Los sueldos varían de acuerdo a la productividad de los pizcadores, que obtienen desde mil pesos, y hasta más de 8 mil pesos por semana”, abundó.

Mares agrega que se vigila la estricta aplicación de la Ley para evitar deforestaciones y explotación de jornaleros.

“Nuestra posición es que se aplique la Ley y que si alguien está en incumplimiento que se haga responsable de sus actos, la información que tenemos, a nivel de nuestra asociación, es que el incumplimiento en deforestación en Jalisco es bajísimo, prácticamente nulo”, añadió.

Por su parte, el presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco (CAJ), Jacobo Efraín Cabrera Palos, sostuvo que se echa mano de innovaciones en los procesos de producción para que los cultivos sean rentables y para evitar el desorden medioambiental.

“No se está exento del riesgo de desórdenes, pero no están marcados los límites para el orden de uso de suelo y no hay sanciones para Estos o para quienes tratan mal a sus productores; sin embargo, en 2015 se firmó por parte del gobierno del estado, el Consejo Agroalimentario, las Industrias asociadas al CAJ, la Secretaría del Trabajo y la Previsión Social, el Seguro Social y el INFONAVIT, el Convenio para el Trabajo Digno, y fue el precursor del tema de cuidar las condiciones laborales”, detalló.

Con información de El Financiero 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *