El “oro” verde mexicano

El aguacate mexicano es uno de los productos más exitosos de la exportación agroalimentaria nacional, por lo que nuestro país es el principal proveedor de este alimento en el mercado internacional con una participación de poco más 46 por ciento del valor de las exportaciones mundiales.

En todo el mundo, más de 60 países producen por lo menos 500 variedades de aguacate. El campo de México es generador de las tres variedades más apreciadas por los consumidores que son el hass, criollo y fuerte.

El aguacate es rico en vitaminas del grupo A, B, C y E, rico en minerales como calcio y potasio, asimismo, posee 15 por ciento de grasas monoinsaturadas, grasas buenas, por lo que fue un alimento que contribuyó en gran parte a una excelente nutrición de nuestros antepasados.

Francisco Hernández, conquistador español, al estudiar las plantas de la Nueva España, le dio una gran importancia al aguacate e hizo mención del hueso molido del fruto, que era muy bueno para evitar los dolores y ayudaba a aliviar las reumas, describió que del hueso se extraía un aceite muy benéfico para sarpullidos y cicatrices, además de que evitaba la caída del cabello.

Algo indispensable de resaltar es que la mayoría de la producción actual de aguacate está en manos de pequeños y medianos productores que han logrado obtener certificaciones de clase internacional para posicionar el fruto mexicano en prácticamente todo el mundo.

Sabías que… Investigaciones recientes aseguran que los indígenas mexicanos utilizaban las hojas de aguacate para combatir los parásitos. En la actualidad se emplea en herbolaria para tratar los dolores menstruales y problemas digestivos como colitis o gastritis.

Con información de SADER

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *